Buscar este blog

Cargando...

jueves, 25 de marzo de 2010

CONCLUSION

Al hablar de estética, se nos viene a la mente la parte bella de las cosas, sensaciones que entran por nuestros oídos o por nuestra vista. De tal manera que por estos dos sentidos disfrutamos de bellas obras de arte, tales como cuadros esculturas, una gran belleza arquitectónica, hermosas escenas de teatro, y escenarios majestuosos, también podemos oír toda clase de composiciones de grandes maestros que nos transportan a innumerables pasajes de nuestra vida, Pero nos olvidamos de los otros sentidos, es como si pasaran a un segundo plano como si con ellos no pudiéramos sentir o expresar lo estético. En este trabajo nos damos cuenta que si, que cada uno de nuestros sentidos nos sirve para sentir y expresar la estética , no es una tarea fácil, pero no es imposible; por cuanto la mayoría de las obras de arte están para ver y escuchar pero no para saborear, oler o tocar. Por otra este trabajo nos deja como moraleja el hecho de que hay diferentes formas de observar un objeto llámese obra de arte, paisaje etc., y que para visualizarlo de una manera estética hay que estar distanciado de el de una forma real y contemplarlo y deleitarse en esa observación sin buscar nada mas.


BIBLIOGRAFIA


Cardozo, John J. Modulo de Estética. Unad. (2007).
http://es.wikipedia.org/wiki/Patrick_S%C3%BCskind.
Enlace de la Webquest:

http://campus03.unadvirtual.org/moodle/mod/resource/view.php?id=1671

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada